martes, 14 de mayo de 2013

"El amor en los tiempos del cólera" Gabriel García Márquez


"Le bastó con un interrogatorio insidioso, primero a él y después a la madre, para comprobar una vez más que los síntomas del amor son los mismos del cólera." (p. 73)

Corría el verano del 93 y mientras él corría, yo dormitaba y vagueaba en la piscina de mi Mari de mi alma. Mis apuntes de Cálculo III y Física II en mi maleta, los suyos de primero de Economía en su dormitorio. Un libro recomendado por Pepito Gutierrez gran amigo de mi padre me había acompañado hasta la árida sierra madrileña. Era "El amor en los tiempos del cólera". Tardé unos días en abrirlo. La recomendación de un señor que te lleva 25 años cuando tú estás en los insolentes 20, no es de las recomendaciones a las que te tiras a corazón abierto.

Llegó el día soporífero. La siesta soñada para unos. La película esperada para otros. Y quedé sin nada ni nadie a mi vera en la casa. Recuerdo el calor. Recuerdo que él no llamaba. Recuerdo que me había escapado a Moral para que él no me localizara. Estando en cura de salud emocional, me entregué al García Marquez conocido pero aún por descubrir enteramente. "Si no has leído el amor en los tiempos del cólera no sabes porque que te gusta García Márquez" Me había dicho días antes Pepito Gutierrez.

El primer párrafo me arrancó la sonrisa. Los olores que marcaban el libro y el estilo del escritor me dieron en la nariz nada más empezar. Muerte, amor contrariado y amistad. Inteligencia en el  ajedrez. Antillano guerrero transformado en artista. Salvarse del amor con oro. Aunque fuera de cianuro.

"Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados. El doctor Juvenal Urbino lo percibió desde que entró en la casa todavía en penumbras, adonde había acudido de urgencia a ocuparse de un caso que para él había dejado de ser urgente desde hacía muchos años. El refugiado antillano Jeremiah de Saint-Amour, inválido de guerra, fotógrafo de niños y su adversario de ajedrez más compasivo, se había puesto a salvo de los tormentos de la memoria con un sahumerio de cianuro de oro."    

Devoré el libro en apenas días. Lo dejaba con desgana para ir a comer y le quitaba horas al sueño (que no a  las nocturnas con mi Mari) para levantarme bien temprano y conseguir seguir en la agonía de Florentino Ariza tras Fermina Daza.  Florentino le jura a Fermina amor eterno y ese juramento se convierte en el amor tormentoso de su vida entera. Fermina se deja querer con curiosidad pero Florentino no es el tipo de hombre que a ella le conviene. La niña se casa con el doctor Urbino y Florentino Ariza debe esperar más de cincuenta años para cumplir su promesa. Con la sensación de que la vida se le va escurriendo entre los dedos sin su amor, Florentino, se dedica en cuerpo y alma a ser el hombre y el amante apropiado para su diosa coronada. Fermina fantasea con un amor que no conoce, al que no probó y con el que no puede comparar su realidad de esposa del doctor. Lo anhela en sueños. Se le desesperan las entrañas. Y así van pasando los años y las hojas del libro, esperando y temiendo, unos y otros, el final.

Yo lo temía. No quería que llegara. No quería que acabara. Se me acababa la vida a mis veinte recién estrenados. Con mi sabiduría de amor de andar por casa. Con mis novedosos impulsos poco probados. Con mi corazón en la mano y mi alma salida del armario. Mataría por un amor así. De puro y de duro. De que tan parecido al cólera te matara y te murieras por él. El libro se acabó y el final me mató. Esperaba aún más. No se el qué pero más. Siempre espero más.

Supuse, aquel verano, que tendría toda la vida por delante para que el fuego me arrasara y conseguir arrasar a alguien solo con mi mirada. Con los años me di cuenta que el fuego que a Florentino no carbonizaba, incombustible en su amor, a mi, me quemaba y dañaba. Y que los libros, libros son, y la vida es mejor que la ficción. ¿O no? ¿O si? ¿Cual de las dos vidas fue la mejor? ¿La de Florentino esperando a Fermina entre amores de colores? ¿La de ella en casa de su doctor, anhelando lo que no sabía que tenía?

"-contéstale que sí- le dijo-, aunque te estés muriendo de miedo, aunque después te arrepientas, porque de todos modos te vas a arrepentir toda la vida si le contestas que no." (p. 83)

Buena y maravillosa lectura a los que tenéis el placer de evadiros con los libros. Feliz martes azul. 

15 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Jajajaj, eres tremenda Diosa Coronada XD Tú también me gustas, me gusta!!

      Eliminar
  2. En la vida ni siquiera tienes un Florentino que te espere. Te sueles casar con el doctor y morirte del asco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún Florentino hay. No hay que morirse nunca del asco. De amor si. De amor es digno morirse.

      Eliminar
  3. Mira que bien, no lo he leído !!! la bajo a mi libro electrónico, (harta de tanto anglicismo)Vivan los Florentinos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te arrepentirás. Que vivan y que vivan mucho.

      Eliminar
  4. Yo leí el libro nada más salir. ¡me apasionó, me estremeció, me impacto!... Pero curiosamente he sido incapaz de releerlo.

    He leído muchas cosas de García Márquez, y curiosamente ayer empezé a releer un libro de él (Irving lo dejo para casa sino quiero destrozarme la espalda, tu ya me entiendes).

    Crónica de una muerte anunciada.Para mí, de todos,el mejor (si por encima de Cien años de Soledad).

    Una lectura maravillosa, que te traslada a paisajes, tiempos, sabores y olores mágicos... Y eso me recuerda que cuando pienso en "Amor en los tiempos del Cólera" siempres tengo la sensación de tardes calurosas, lentas y fruta madura... El olor a fruta madura.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasaba exactamente igual. García Márquez me da calor, sofoco y olores en la nariz de países que nunca he pisado con los pies pero si con el alma ¿O fui inca en la otra vida?. "Crónica de una muerte anunciada" era mi favorito. Perfecto y circular. Estando anunciada como estaba estabas convencida, mientras devorabas el libro, que se salvaría ¿verdad?. Pero "El amor en los tiempos del cólera" el amor de Florentino, realmente, me descolocó, me obsesionó, me marcó. Lo releí en Inglaterra hace 15 años y lo busqué este enero en mi librería. No estaba. Fui a la biblioteca de Gavá. No estaba libre. Al final me decidí, amor por amor con "Del amor y otros demonios" que ya lo había leído y rondaba por casa llamándome y no me impactó tanto como la vez primera. Y es que para amor amor el de Florentino y Fermina. Ni siquiera un cura exorcizando a una niña de 12 años y enamorándose de ella lo supera. Tremendo García Márquez. Muy colombiano.

      Eliminar
    2. Freakada para fans de García Marquez, si vais a Cartagena de indias, en el bar del hotelazo ***** Santa Clara, antiguo convento, se encuentra la cripta original, el descubrimiento de la cual motivó la novela. Con alguna sonrisa y una consumición te la suelen abrir para verla.

      Eliminar
    3. ¿Pero con el cráneo y la melena de Sierva María de todos los Ángeles de 22 metros pegado a ella? Si es un si, voy rauda y freak veloz a Colombia

      Eliminar
  5. Tengo que mirar sus cuentos cortos y te comento uno (que ahora no recuerdo el nombre) que me impresionó por trágico y por como es de absurda siempre la burocrácia, de unos recien casados que ella se pincha con una rosa y se va desangrando...

    Mañana te cuento.

    Silvia.

    ResponderEliminar
  6. El cuento que te digo está dentro del libro "Doce cuentos peregrinos". El cuento es "El rastro de tu sangre en la nieve".

    Silvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo leí. Me suena mucho, además el título pero no lo he retenido. Me lo releo. Gracias Silvia :)

      Eliminar
  7. Es un libro que tengo que leer. Vi la pelicula, me gusto bastante, aunque estoy convencida de que el libro es mucho mejor. Esta en mi lista, pero no se cuando lo leere (mi lista es larga y mas que menguar, siempre aumenta :-P ).
    Muakis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TIENES QUE LEERLO. No se cuales más tienes en la lista pero este es top priority ;)

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario perejilo!!! Abrazos cibernéticos :)

Pere Gila